Cómo animar a un enfermo con cáncer

positivo¿Quién no ha tenido a algún familiar, amigo o conocido con cáncer? Creo, que prácticamente nadie… En este pequeño artículo, os traigo unos sencillos consejos, creo que algunos parecen obvios, pero esa obviedad a veces la olvidamos…

Una persona que vive con cáncer debe sentir que las personas de su alrededor no le rechazarán por su enfermedad. La enfermedad y la muerte son temas difíciles de entender para nosotros porque es emocionalmente un territorio desconocido para la mayoría de la gente. La capacidad de lidiar con sus sentimientos inciertos con un sentido del humor, la compasión y la gracia ayudará a la víctima de cáncer a manejar sus propias reacciones y emociones y eso afectará a sus posibilidades de superar la enfermedad. Por lo tanto animar a un enfermo de cáncer es básico para que supere la enfermedad.

Algunos consejos para animar:
  • Sea consciente de la gravedad de la enfermedad del paciente con cáncer. Es importante saber si el paciente tiene posibilidades de superar el cáncer o si tiene una enfermedad terminal. Enfoque su atención y consideración en la relación con el pronóstico del paciente. No ayude a un paciente terminal dándole falsas esperanzas con sentimientos de “mejorar” cuando el cáncer está avanzado y es incurable.
  • Un paciente con cáncer agradecerá mucho los regalos o detalles emotivos que le reconforten, mantas hechas a mano, música seleccionada, libros, cómics, etc. Compre ropa de cama para el paciente que haga que se sienta más cerca de sus seres queridos en momentos difíciles. Lleve calzado o calcetines para los pies para ayudar a regular la temperatura. Los pacientes de cáncer suelen desarrollar escalofríos debido a la quimioterapia. Regalar una gorra para los pacientes que han perdido el pelo también es un buen detalle.
  • Si el/la paciente es religiosa es importante que la acompañe en sus oraciones y a la iglesia. Si no es religiosa, pase tiempo con el paciente leyendo poesía y ensayos. Asegúrese de que los libros y actividades sean compatibles con las creencias de la persona y que el paciente quiere tener estas actividades. De al paciente sus libros favoritos para mantenerlo reconfortado cuando esté solo.
  • Pase tiempo con los pacientes con cáncer, independientemente de su pronóstico. El tiempo es la cosa más preciosa que un paciente de cáncer tiene después de su diagnóstico. Traiga a los miembros de la familia a visitar el enfermo de cáncer si las fuerzas de la persona lo permiten y de acuerdo a la reglas de los hospitales. Tómese el tiempo necesario para disfrutar de su compañía al hablar de las cosas cotidianas, por ejemplo, cómo está la familia o que hacen los vecinos.
  • Tenga cuidado al hablar del futuro con los que tienen cáncer en fase terminal. Hable sobre el futuro tranquilizando a los pacientes terminales que los familiares y amigos serán atendidos cuando el paciente no este.
  • Si el paciente se siente cómodo compartiendo recuerdos, pase el tiempo mirando las fotografías de familiares y amigos. Compile un libro de recuerdos de la vida del paciente si la persona desea revisar su vida, las relaciones y los logros.
  • Comportase con naturalidad y hablando con naturalidad de la enfermedad. Animar a un enfermo de cáncer empieza por estar animado uno mismo.

Fuente: salud.uncomo.com

Comparte nuestro contenido

Deja un comentario